Nobles Inseparables II (Dulce Reencuentro): Nobles Inseparables II por Lily Cerda

July 16, 2019

Nobles Inseparables II  (Dulce Reencuentro): Nobles Inseparables II por Lily Cerda

Titulo del libro: Nobles Inseparables II (Dulce Reencuentro): Nobles Inseparables II

Autor: Lily Cerda

Número de páginas: 95 páginas

Fecha de lanzamiento: February 6, 2017

Descargue o lea el libro de Nobles Inseparables II (Dulce Reencuentro): Nobles Inseparables II de Lily Cerda en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Lily Cerda con Nobles Inseparables II (Dulce Reencuentro): Nobles Inseparables II

Un Dulce Reencuentro.

Los Nobles Inseparables II

Lord Herbec Williams Blissington, es un caballero muy comedido, es muy conocido por sus amigos en que siempre pone primero la clase y la alcurnia de las personas, para él socializarse, nada es más bello para el Marqués de Gasthon, que una dama de la aristocracia acompañada de un hermoso rostro.

El Marqués de Gasthon viaja a Irlanda a visitar a su abuela, y sin esperar conoce a una joven, la señorita Amapola Hill, una bella dama, callada y muy ensimismada, le falta lo más imprescindible para que el caballero se fije en ella y es que la dama no posee título, ni posición y mucho menos dinero, pero sin él darse cuenta, poco a poco forma una amistad con ella.

El Marqués le pide a la señorita Hill que cuide por un tiempo a su abuela, ella acepta con la condición, que solo es hasta su regreso, él para no quedar mal en sus palabras retorna a Irlanda, pero algo más allá que su mero deseo de ver a su abuela, lo empuja hacia allí. Cuando de repente, la señorita Hill se desaparece de su vida, dejándole solo un pañuelo con su aroma, él se da cuenta, de su amor por ella, la busca desesperadamente durante un año, por todo Londres, pero a la joven se la ha tragado la tierra. Con el corazón roto y lleno de melancolía, decide pasar las navidades en la mansión de su amigo, el ahora Marques de Norfolk, es allí, donde se produce un dulce reencuentro.